En la cumbre del Artesanraju, 1989.

Por las cumbres de América

Durante el verano de 1987 y el otoño de 1989 Sebastián realizó sus dos primeras visitas a la altura. Un terreno poco habitual para los escaladores y andinistas que viven en la Patagonia, donde las montañas rara vez superan los 3000 metros de altitud.

Con humor Sebastián relata como sufrieron en el Aconcagua, donde finalmente llegaron a la cumbre siguiendo la ruta normal y empalmando con el último tramo del Glaciar de Los Polacos.

En Perú subieron el Artesonraju, el Chopicalqui y el Huascarán. En este último participaron en  la filmación de la cena de gala más alta del mundo, protagonizada por alpinistas vestidos con trajes de gala, sentados en una mesa, a más de 6000 metros.

Galería de fotos