Sebastián escalando la Fisura de Jim, en Catedral, 1984.

¿Quién es Sebastian de la Cruz?

Nació en Ginebra, Suiza, en marzo de 1969 y llegó con sus padres y dos hermanos varones a Bariloche en 1971. Concurrió al Colegio 16 y simultáneamente a la Escuela Juvenil de Montaña del Club Andino Bariloche (CAB). La secundaria la curso en el Colegio Industrial, ya que tenía un gran interés por la mecánica y los trabajos técnicos.

Formo parte del Grupo de Escalada del CAB y en 1983, con 14 años, participó en el curso de hielo que cada verano organiza el Centro Andino Buenos Aires en el monte Tronador. Su desempeño fue muy bueno y lo invitaron a a escalar las pared sur del Pico Argentino.

Entre 1986 y 1995 fue protagonista de la mayor actividad de montaña lograda por un andinista nacional. Participó en muchas expediciones y escaló montañas en todo el mundo.

En enero de 1986, con apenas 16 años, subió por primera vez el monte Fitz Roy y repitió la ascensión en invierno y diciembre, por rutas diferentes. Al año siguiente fue el primer argentino en subir a la cima del mítico cerro Torre y asimismo abrió una ruta nueva en el frente del Adela Central. También subió a la cima del Aconcagua.

Entre abril de 1988 y marzo de 1989 viajó a Yosemite (Estados Unidos) donde escaló numerosas rutas y posteriormente viajó a los Alpes (Europa) donde también ascendió las montañas más famosas. Escaló la pared norte del Eiger, la oeste del Dru en Chamonix, varias rutas en Verdon, Francia, y también en Alemania, España y Marruecos.

De regreso a Argentina viajó a Perú donde ascendió el Chopicalqui, Huascarán y Artesonraju, junto a su hermano Nicolás. Paralelamente ambos comenzaron a trabajar como guías de alta montaña y Sebastián se especializó en el volteo de árboles grandes en zonas urbanas, una tarea frecuentemente realizada por escaladores.

En octubre de 1990 fue contratado por el cineasta Werner Herzog como técnico asistente en seguridad, durante la producción de la película Grito de Piedra, que se firmó en el Cerro Torre, en El Chaltén y en diciembre por la Televisión Española (TVE), para formar parte de una expedición que recorrió la Cordillera Darwin, en Tierra del Fuego.

La TVE lo vuelve a contratar en 1991 y filman la ascensión de una nueva ruta en la Torre Central del Paine, de gran dificultad técnica. En febrero del año siguiente escala la aguija Saint Exupery, aledaña al Fitz Roy.

Durante varios años Sebastián compatibilizó su trabajo como instructor de cursos de escalada, guía de montaña, trabajos con árboles y las expediciones en montaña.

Entre febrero y mayo de 1993, nuevamente para la TVE, realizó el primer cruce longitudinal del Hielo Patagónico, de norte a sur, uniendo los glaciares Jorge Montt y Tyndall, en 330 kilómetros. Al año siguiente, julio 1994, subió al K2, 8611 metros, la segunda montaña más alta del mundo y considerada uno de los ochomiles más difíciles.

En los meses de diciembre 1994 y enero 1995 caminó 1200 kilómetros desde el mar al Polo Sur, con un promedio de 25 grados bajo cero, nuevamente con la TVE.

Por sus notables éxitos y por su rol de líder en cada una de las expediciones Sebastián es considerado “el Maradona” de la montaña argentina. Hasta el presente, no hubo un escalador, igual, pese a que hay muy buenos.

Sebastián formó familia y tiene tres hijos. Continúa con trabajos en la montaña y en los árboles y vive en San Carlos de Bariloche.

Galería de fotos